. Guardianes de los tres palos - Los Expulsados

"Tu afición es nuestra pasión".

Guardianes de los tres palos

en México por
Banner

México logró pasar a la fase semifinal de la Copa Oro de 2019, tras un partido en donde se puso en duda el nivel futbolístico que había mostrado antes del encuentro. Costa Rica dio un buen juego que llevó el partido hasta la definición de penales, en donde la gran actuación del portero Guillermo Ochoa, impidió que el conjunto tico pasara a la siguiente fase.

Posteriormente, se instauró en la final del certamen con otro juego cuyo funcionamiento dejó mucho que desear. Ante un rival que no figura en el plano futbolístico como lo es Haití.

Futuro del arco

Lejos del resultado y el pase de la Selección Mexicana, la actuación del arquero de ésta, me lleva a cuestionar si hay tranquilidad bajo los tres palos. No solo para lo que resta de este torneo, sino para próximos compromisos importantes. Si Ochoa sigue participando, la respuesta inmediata sería: probablemente sí.

Sin duda, el actual arquero titular de la Selección Mexicana, ha dado cátedra con su gran nivel en la portería. Ha mostrado constancia dentro de su posición. Se ha ganado la titularidad con perseverancia, y ha dado grandes actuaciones defendiendo a México a nivel de selecciones. Sin embargo, también ha mostrado ser uno de los grandes porteros en la historia de México, y quizá sea el último de los mejores de ese gremio que nos ha dado nuestro país en los últimos años.

Grandes arqueros mexicanos

Es probable que con Ochoa, se cierre aquel ciclo de grandes arqueros que ha tenido México en las últimas tres décadas. Me refiero al que se inició con Jorge Campos Navarrete, a.k.a El Brody, en la década de los noventa.

Si bien, alguna vez dijo que Pablo Larios fue su maestro y de él aprendió todo, Jorge Campos logró marcar una época. No sólo con los equipos para los que jugó en primera división, sino en la Selección Nacional. De uniforme multicolor y llamativo para las pupilas, así como su dominio de dos posiciones en el campo de juego, Campos ha fungido como referente para otros porteros que ahora juegan en primera división, y para muchos otros que aspiran a ser profesionales.

Te recomendamos: “6 Jugadores mexicanos que no saben pegarle al balón”

Con la Selección, Campos pudo jugar como titular en dos mundiales, y pudo ser parte de otro como tercer portero; dio grandes actuaciones en Copa Oro. Ganó una Confederaciones, pero también se le recuerda por ser parte de esa selección que llegó a la final de Copa América en 1993. Cabe mencionar que no solo fue llamativo por su uniforme chirriante para las pupilas de muchos, sino por sus buenas actuaciones bajo el arco. Tan es así, que en 1993 la FIFA lo nombró como el tercer mejor portero del mundo. Por ello, considero que El Brody fue inspiración para otros porteros que se estaban formando en esa década, y que relucirían tiempo después en Primera División, y en la Selección Mexicana.

El Conejo

A la par, también en la década de los noventa, saldría a la luz uno de los mejores porteros del futbol mexicano en los últimos años: Óscar Pérez. El Conejo, tuvo grandes actuaciones en primera división pero también con La Selección. Fue su corta estatura y su gran resorte, lo que caracterizó al canterano de la Cruz Azul, pero también su seguridad bajo los tres palos. Eso lo llevó a jugar como titular en la Selección Mexicana, durante los mundiales de 2002 y 2010. También jugó en Copa Oro, y en una Copa América, quedando como subcampeón en ésta última, en 2001.

San Oswaldo

También en los noventa, otro portero saldría a la luz, pero sería hasta inicios de los años 2000 que mostraría su gran talento como guardameta. Oswaldo Sánchez fue otro que formó parte de este ciclo de grandes porteros del fútbol mexicano. Sus grandes actuaciones en primera división, lo llevaron a jugar como titular con La Selección, en el mundial de Alemania 2006, donde tuvo una gran actuación. Sin embargo, Argentina mostró que era uno de los mejores equipos del mundo en esos momentos. “San Oswaldo” marcó época con Chivas y con Santos, y pese a jugar un solo mundial con México, fue uno de los grandes arqueros que ha tenido nuestro país.

Corona

José de Jesús Corona fue otro portero que vio la luz en los noventa, pero al igual que Oswaldo, brillaría en el Nuevo Milenio. Corona, vigente aún, ha sido parte de la competencia por la titularidad, en el arco de la Selección Mexicana de Fútbol. Pese a ser uno de los mejores porteros mexicanos en la Liga MX, y pese a sus grandes actuaciones en Copa Oro y su campeonato olímpico en 2012, no pudo ser titular en alguno de los tres mundiales a los que fue convocado.

Talavera

Otro arquero que ha sido parte de la competencia por la titularidad en la Selección Mexicana, ha sido Alfredo Talavera. También, sus grandes actuaciones en primera división lo llevaron a jugar con México en competiciones como Copa Oro. Si bien, no ha trascendido tanto como los anteriores, Talavera ha mostrado gran calidad en sus intervenciones como portero de La Selección; ha sido uno de los guardametas más constantes del fútbol mexicano. Su estatus como jugador activo, quizá le dé tiempo de hacer algo más con El Tri.

Considero que éstos arqueros son los principales del gremio, a partir de la década de los noventa. Se podrán nombrar otros, pero los ya mencionados son quienes estuvieron siempre en competencia; fueron más constantes, y cuando defendieron el arco de la Selección Nacional, respondieron de buena manera.

Te interesa: “El primer semestre del 2019 de la selección mexicana”

Hoy, quien se ha ganado la titularidad por su gran constancia, es Guillermo Ochoa. Quizá él sea el mejor de los ya mencionados líneas arriba, así también, el actual mejor portero mexicano. Lo avalan sus grandes actuaciones en Copa Oro; los dos mundiales en donde ha sido titular (Brasil 2014 y Rusia 2018); sus grandes actuaciones en el fútbol mexicano, así como su perseverancia en el fútbol europeo.

Futuro incierto

Es un hecho que en estos últimos años, la portería de la Selección Nacional ha estado bien resguardada. Sin embargo, ¿qué sigue después de éstos? Por ahora, se habla un poco de porteros que están dando buenas actuaciones en la primera división del fútbol mexicano, pero no tanto como cuando se hablaba sobre los de esta lista. Quizá no haya aún un buen sustituto, el cual pueda seguir con este ciclo de grandes arqueros del fútbol mexicano. ¿O sí?

Guillermo Ochoa ya se ha consolidado, y cuando abandone la portería, sin duda dejará un hueco muy grande, y una línea muy alta para superar. Mientras, nos queda disfrutar de uno de los mejores porteros mexicanos de la historia.

Si alguna vez fue cuestionado, hoy debe ser idolatrado.

 

Mario Cruz
Banner

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Novedades de México

Ir Arriba