. LA LAMENTABLE HISTORIA DE UN PAÍS DIVIDIDO POR LA COPA DEL REY - Los Expulsados

"Tu afición es nuestra pasión".

LA LAMENTABLE HISTORIA DE UN PAÍS DIVIDIDO POR LA COPA DEL REY

en Internacional por
Banner

Hay mucha presión, se vive un ambiente quebrado. España no es la misma, no es de hoy, es de mucho tiempo. Hay un ambiente denso, más allá del futbol, la idea de independencia que fue arrebatada por el gobierno español a los catalanes ha creado una virulencia generalizada de inconformidad. Cataluña, un pueblo que ha pedido a gritos un cambio en sus vidas, ha optado por manifestarse a través del futbol. 

Hoy en España no se habla de una final de Copa del Rey, hoy, en la Iberia, se habla del repudio social a un Rey y a un gobierno desgastado en credibilidad y sobre todo en soberanía. El futbol ha pasado a segundo término entre dos equipos opuestos en ideologías sociales que desencadenarán sin duda, una catarsis en este tipo de torneos.

Pep Guardiola, ¿el mejor técnico de la actualidad?

Barcelona independiente, Sevilla oficialista

Hablar de política siempre será un lastre para el futbol. Más, cuando hay argumentos suficientes como para desdeñarlos entre palabras. Es desgastante. Lo que hoy se vive en España es algo fuera de lo “normal”, pero “muy normal” cuando Barcelona se queda con la Copa del Rey, vaya, hasta ahora suma 29 títulos, el más ganador de una Copa con la cual no se identifica.

Políticamente hablando, en un acto de “mucha casualidad”, ningún político de peso estará en el palco recibiendo al campeón. Las ausencias de pantalón largo serán marcadas y dejarán solo al Rey Felipe VI para que la rechifla cale mas profundo.

No acompañarán al Rey la alcaldesa de Madrid, ni el presidente de la Liga, tampoco el libertador catalán, Charles Puigdemont, quien está refugiado en Alemania; ni la presidenta de la comunidad de Madrid. Vaya, el Rey sí que estará solo escuchando el silbido en medio de una gran comunidad de playeras amarillas en el Wanda Metropolitano.

Solo estarán las personalidades oficialistas de Sevilla y la guardia del gobierno. La tensión se acrecentará.

Mucho que ganar y nada que perder

Sevilla tiene mucho que ganar para salvar su turbulento viaje por La Liga y los torneos internacionales. Los sevillanos solo han podido recibir 5 veces el premio más importante de la corona española. Vicenzo Montella puede magnificar este hecho derrotando a un Barcelona que solo saciaría su hambre un poco si gana esta copa.

Para Valverde sería un tambo de agua fría si el resultado no se da. En tiempos de tensión, darle a su afición el premio de un Rey desconocido será un encuentro con el orgullo catalán.

Seguro, a pesar de las tensiones políticas, de las incidencias y el descontento generalizado, el himno a España será el parteaguas de esta “guerra” española-catalana; el orgullo está en juego, pero no el deportivo, sino el social. El que los identifica como catalanes. Lejos ha quedado la pelota, olvidada por un entorno que no la abriga, sino que la usa como pretexto para manifestar el descontento, odio y repudio a las diferentes formas de pensar. Lamentable.

 

Los Expulsados
Somos un equipo de profesionales que debate, escribe y argumenta los hechos futbolísticos de México y el mundo. También somos ácidos, a muchos les encantamos, a otros los molestamos; leernos es bajo tu propio riesgo.
Banner

Somos un equipo de profesionales que debate, escribe y argumenta los hechos futbolísticos de México y el mundo. También somos ácidos, a muchos les encantamos, a otros los molestamos; leernos es bajo tu propio riesgo.

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Novedades de Internacional

Ir Arriba