. ¿La revancha del Cruz Azul? - Los Expulsados

"Tu afición es nuestra pasión".

¿La revancha del Cruz Azul?

en Voces de Cruz Azul por
Banner

Por: Mario Cruz López.

¿Revancha?

Una vez más la fiesta grande del futbol mexicano, tendrá una nueva versión del Clásico Joven. (Bautizado así por Gerardo Peña Kegel). Esta vez, Los Amigos del Gol se volverán a enfrentar a los Azulcremas, en una fase final de torneos cortos: los cuartos de final del Clausura 2019.

Distintos medios de comunicación, mencionan que dicho encuentro será una revancha para La Máquina Celeste. ANte la aún vigente derrota que sufrieron en la final del Apertura 2018. Empero, algunos disentimos en ello. ¿En verdad se cree que sea una revancha?

En la historia de los torneos cortos del fútbol mexicano, los dos equipos capitalinos se han enfrentado seis veces en liguilla. El primer encuentro fue en los cuartos de final del Torneo de Verano de 1998. En donde Cruz Azul vio la derrota ante el América. Con un marcador global de 2 a 3, respectivamente. En ese entonces, campeón del fútbol mexicano, había sido eliminado.

Te interesa: “6 Futbolistas Mexicanos Con Mucho Corazón Pero Que Terminaron Abandonados”

El segundo enfrentamiento se dio en las semifinales del Torneo de Invierno de 1999. Donde las Águilas fueron derrotadas con un marcador global de 1 a 2, sentenciado por Diego Latorre. En un pletórico Estadio Azteca. Cruz Azul enfrentaría al Pachuca en la final.

En el Torneo de Clausura de 2005, nuevamente en semifinales, los dos equipos se enfrentaron. El conjunto Azulcrema salió avante con un marcador global de 2 a 6. Chelito, Kikín y compañía, no pudieron hacerle frente a Kleber, Piojo, y al ahora gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco. Después de su pase a la final, América quedó campeón del torneo.

Las finales

Fue en el Torneo de Clausura del 2013, en donde los dos equipos se volvieron a ver las caras. Pero ahora en una final que se convirtió en histórica, debido a cómo Cruz Azul recibió un revés, con un marcador de 2 a 2 (perdiendo 4 a 2 en penales). Un conjunto cementero, timorato en los últimos minutos, se vio opacado por el esfuerzo de los jugadores americanistas.

En los cuartos de final del Torneo de Apertura de 2017, los dos conjuntos no se hicieron daño en el marcador. Sin embargo, por posición en la tabla general, el América pasó a la siguiente fase. Dejando fuera al equipo del polémico Francisco Jémez.

La final del Torneo de Apertura de 2018, fue escenario del último enfrentamiento en liguilla entre los dos residentes del Estadio Azteca. Quienes mostraron una de las finales más escuetas del fútbol mexicano. Resultando vencedor el residente con más años en el Coloso de Santa Úrsula, con un marcador de 0 a 2.

No es lo mismo

A todo esto, ¿por qué no debemos llamarlo revancha?. Es obvio que el conjunto Azulcrema ha mantenido una hegemonía sobre Cruz Azul, y no sólo en liguillas. Basta con recordar aquellos siete años en donde el otrora residente del Estadio Azul, no pudo derrotar a su acérrimo rival, sino hasta el Torneo de Apertura de 2010. Con un gran partido de Christian “Chaco” Giménez, quien logró quitar la malaria de 16 partidos sin poder ganarle a las Águilas, con un auténtico golazo. O simplemente recordar los últimos trece encuentros en liga, en los que el América no ha sido derrotado por La Máquina Cementera.

No podemos llamar “revancha” a un partido de cuartos de final, con un historial como el del Clásico Joven. De esos seis partidos disputados en liguilla, sólo en uno, Cruz Azul ha resultado vencedor. Sin embargo, América ha ganado los dos más importantes: las finales de 2013 y 2018. Si pudiésemos hablar de una revancha, ésta llegó en la final de 2018. Pero Cruz Azul desaprovechó la oportunidad de borrar aquella noche amarga de 2013.

Te interesa: “La orejona regresa a Inglaterra”

Pienso que es fácil olvidar las derrotas en fase regular. Pero es tan difícil olvidar las derrotas en liguilla, y más si éstas se dieron en finales. No es una revancha tener un partido de cuartos de final, ante tres partidos en donde se vieron eliminados en liguilla, y ante dos finales perdidas, contra tu mayor rival. Tampoco se puede hablar de romper una hegemonía, ya que de resultar ganador, Cruz Azul cargaría aún con las dolorosas derrotas que ha tenido frente al América en las liguillas de los torneos cortos del fútbol mexicano.

Una nueva historia

Si el conjunto Celeste resulta vencedor, aún no asegura lo que más importa a la institución, y a su fiel afición: la novena estrella. Si bien, el derrotar a su odiado rival será un incentivo para seguir en la liguilla, debemos recordar que ya tuvimos un escenario similar, en donde La Máquina pasó a la final de Invierno de 1999, dejando fuera al América en semifinales, pero perdiendo el campeonato ante el Pachuca.

Considero que debemos repensar el presente de Cruz Azul. No es una revancha, ni se romperá la hegemonía. Si es vencedor en esta etapa de cuartos de final, se puede comenzar un nuevo camino. En donde sólo deberá importar lo que tanto se nos ha negado en los últimos años: un campeonato de liga.

Que se mantenga la ilusión, pero que no se exagere en la confianza. Y que Dios salve a Cruz Azul.

 

Roberto Guzmán
Banner

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Novedades de Voces de Cruz Azul

Ir Arriba