. Las divas mexicanas - Los Expulsados

"Tu afición es nuestra pasión".

Las divas mexicanas

en Internacional/México/Selección Mexicana por
Banner

La definición de “DIVA” nos lleva a pensar en una persona (figura pública) que destaca de entre los demás por su fama y talento. En el tema que abordaremos en esta ocasión pondremos sobre la mesa la palabra “Diva” como un pequeño chascarrillo-critica hacia aquellos jugadores mexicanos que se han negado a participar con la Selección Mexicana de Fútbol “namás” por sus huevitos.

El sueño de muchos jugadores

Probablemente muchos de ustedes soñaron que un buen día se convertirían en jugadores profesionales de fútbol. Sin duda pasaron horas imaginado que eran convocados para representar a su país en un torneo internacional. En donde anotaban goles épicos mientras se hacían de fama y mucho dinero. Sin embargo, el día de hoy la gran mayoría se chingó la rodilla. Por lo que no quedó de otra que hacerse fanáticos de un equipo para asistir de vez en cuando al estadio con ganas de volver a soñar.

Te recomendamos: “6 Defensas mexicanos más sucios en la historia de la Liga Mx”

Por tal situación es lógico que muchos de nosotros no estemos de acuerdo con las decisiones que algunos jugadores toman al echar por la borda los sueños de toda una nación. Es casi un pecado que los “ídolos mexicanos” se den el lujo de decir NO gracias, tengo otras prioridades. Por eso analizaremos los casos más relevantes y escandalosos que han generado las ausencias importantes en “El TRI”

El señor de las exigencias

Fue a principios de año cuando Giovanni Dos Santos hacia una entrada secreta a México para atenderse de las  múltiples lesiones que le impidieron mantenerse activo dentro de la MLS. Como era de esperarse, los intereses del mediocampista iban más allá de la salud. Por lo que según medios locales, el padre de Dos Santos estaría ya amañando su regreso a tierras aztecas. Por la módica cantidad de 4.5 millones de dólares anuales. Así como la petición de contar con elementos de seguridad las 24 horas,  los 365 días del año. Porque su bendición no se siente seguro en la Ciudad de México. No obstante, y para sorpresa de todos, el llamado para la Copa Oro en su decimoquinta edición fue para el pequeño Jonathan Dos Santos. Ni hablar mi Gio, ésta vez te tocó bailar con la más fea.

La profesión equivocada

No es un secreto que la pasión y el sueño de Carlos Vela siempre ha sido la NBA.  Empero, y para su malísima suerte, y poca estatura, ha sido el fútbol quien le ha dejado su cuantiosa fortuna. Aún así, el atacante de Los Ángeles FC ya se tomo a chiste los llamados del “TRI”.  Y por tercera ocasión le dice NO a los compromisos nacionales, para nuevamente hacernos el desplante a portar la camiseta tricolor. Será venganza o las prioridades de un hombre de familia, pero definitivamente lo de Carlitos ya rebasa los limites de lo grosero. Así que propongo dejar de darle tanta importancia a un chiquillo caprichoso.

Nueve meses

A punto de hacer su debut como papá, Javier “El chicharito” Hernández le dice que no al Tata Martino. Dejando a la Selección Mexicana como novia de pueblo, “vestida y alborotada”. El delantero mexicano dejó muy claro que su prioridad en este momento es estar a lado de su esposa, Sarah Kohan para presenciar el nacimiento de su primogénito. Situación que desató una serie de criticas en su contra. Pero fue a través de su cuenta de twitter que “chicharito” puso en su lugar a uno que otro jugador y comentarista al criticar su falta de patriotismo. El número 14 aseguró estar orgulloso de sus raíces. Así como de contar con el dinero y la fama necesarias para hacer lo que le venga en gana. Y a quien no le guste pues que ching… pues que no lo siga y ya.

Te recomendamos: “El Ascenso del Atlético San Luis y los cambios que podría tener en Primera División”

Son tres ejemplos sencillos pero claros donde podemos aprender que la familia es lo primero. Y sin duda así debe ser. Por lo que el punto de “Chicharito” se entiende. Lo que no logro comprender es qué tiene que ver su lana e imagen mediática para decirnos jodidos, total eso ya lo sabíamos. Con Carlos Vela comprendimos que no importa lo que hagamos, siempre habrá alguien tolerando nuestras tonterías y dispuesto a rogarnos.  Y de Giovanni repasamos aquello de más vale tener una velita encendida (la que sea) así no nos quedaremos como el perro de las dos tortas, sin liga y sin copa.

Vanessa Torres
Banner

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Novedades de Internacional

Ir Arriba