. ¿QUÉ SIGNIFICA LA GRANDEZA EN MÉXICO? - Los Expulsados

"Tu afición es nuestra pasión".

¿QUÉ SIGNIFICA LA GRANDEZA EN MÉXICO?

en Liga MX por
Banner

Debates interminables entre aficiones distintas sobre el infalible concepto de grandeza para los equipos del futbol mexicano. Una palabra que sobrepasa por encima de la historia de la mayoría de los clubes y calificativo que solo 4 equipos en México gozan de su significado. Esta vez y en estos tiempos, el término grandeza parece hipotético, casi una falacia, algo que ya no existe y que solo habita como pretexto de ciertas aficiones para poder justificar la mediocridad de años en sus equipos pero ¿realmente la grandeza se acaba? ¿tiene fecha de caducidad? ¿sigue existiendo? ¿por qué a un equipo se le puede considerar grande y a otro no? ¿podrán otros equipos adquirir este tan peculiar concepto?

¿Arraigo o popularidad? ¿cuáles son los cimientos de la grandeza?

Para empezar a entender primero hay que saber qué es, cómo es que se inventó este mote para los equipos del futbol mexicano que se dicen grandes. Según el “tumbaburros”, la definición de grandeza es “tamaño excesivo de una cosa con respecto a otra de su mismo género”, “una cosa de mucha intensidad o trascendencia”. El concepto es general pero puede aplicarse fácilmente al futbol.

En la idiosincrasia mexicana hay algo que casi no consideran cuando se trata de “medir” la grandeza (aunque eso es algo que no tiene fundamentos analíticos). El arraigo es parte fundamental para que la grandeza surta efecto. Si vamos de nuevo a nuestro “tumbaburros” encontraremos que arraigo significa “afincarse de un modo permanente a algo o en algo”, “echar raíces”, “tener una base”. En este caso, el arraigo futbolístico para cada equipo tiene ciertos alcances, no todos los clubes tienen un arraigo bien afincado en el territorio nacional.

¿Cuál es la diferencia?

Algunas veces el arraigo se le confunde con la popularidad. Si bien van de la mano, no es lo mismo conocer a un equipo que bien es mediático (otro concepto que se confunde con popularidad) a formarse una base desde lo más recóndito de un núcleo familiar o una idea.

Muchos de los aficionados recalcitrantes han heredado ese arraigo. Para conocerlo dispongo de algunos ejemplos:

El clásico “yo le voy a <x> equipo porque mi papá me enseñó los colores, el buen camino”, “desde que los vi jugar me enamoré, desde ese entonces comprendí lo que es amar a un club”, “la filosofía del equipo me captó, me sujetó y ahora apoyarlos es como una droga”, “soy de estos colores porque mi abuelo me enseñó”, “yo siempre voy con el ganador, tengo un gran arraigo con los clubes ganadores”. Como vemos, hay diferentes tipos de arraigo y esto no se acota solo a la popularidad.

Requisitos generales para ser grande

Si bien la grandeza no podemos medirla, sí podemos evaluar los principales puntos para entender que la grandeza es solo para pocos hasta ahora. Hay que quitarse de la mente esa parte donde solo los títulos hacen a un equipo tan grande. Podríamos decir que sí pero siempre y cuando se cumplan ciertos rubros que no solo se basan en ganar y ganar.

Los títulos son importantes pero no lo son todo. El clásico ejemplo es el Toluca que si bien tiene más títulos (10) que Pumas (7) y Cruz Azul (8), los diablos rojos no pudieron juntar los demás requisitos indispensables que le dan a un equipo el mote de grande.

La afición es otro punto muy importante y ella viene precedida por el mismo arraigo. Cuando se crean los lazos familiares entre el gusto por el futbol y los colores de un equipo entonces es síntoma que se formará un inmenso amor. América, Cruz Azul, Chivas y Pumas crearon un arraigo casi de árbol genealógico. Una especie de ADN que se viralizó por mucho tiempo y que tiene raíces en lo histórico.

La afición generó popularidad debido a que entre más personas gustaban de los mismos colores, más conocido era el equipo. Un ejemplo claro es como Cruz Azul a finales de los 60s creció como la espuma, no solo en logros sino también en un estilo futbolístico único, una historia peculiar que no cualquier equipo puede hacer.

Los equipos regionales también pueden ser grandes

De los 4 grandes, solo Cruz Azul tuvo raíces fuera de una ciudad importante donde es más probable generar arraigo a nivel nacional como América, Pumas (CDMX) o Chivas (Guadalajara). Ese fue un caso extraordinario, ¿por qué? veamos.

Cruz Azul es el ejemplo de un equipo que nació grande por el simple hecho de acelerar su evolución a pasos agigantados a tal grado de ser insuficiente el espacio en comparación del poder de convocatoria que arrastraba en esos momentos.

Recordemos que la máquina inició en CD. Jasso, en un estadio para 10 mil espectadores. En los años 70s tuvo que mudarse al Azteca por la demanda que mostraba y arrastraba en su época dorada. Cruz Azul previamente ya había sido “campeonísimo” y después obtuvo un tricampeonato en esa década, el equivalente a 6 torneos cortos de manera consecutiva en estos tiempos. Algo que a la fecha ningún equipo ha logrado.

Dominar una liga anual se dice fácil pero es una epopeya. El dominio sistemático (no importa la fecha) generó mucho arraigo en la afición nacional, el sentido humano siempre tiende a estar con el ganador. Mientras que otros equipos desaparecían (Oro, Atlético Español), otros como Cruz Azul pasaban de una “moda” a una época legendaria. Eso generó prestigio, no solo local sino nacional, eso fue lo que le faltó a Toluca en su época dorada a principio del milenio.

No obstante, Cruz Azul generó popularidad, arraigo, afición (a nivel nacional) gracias a las rivalidades que entabló por todo el país, ese fue otro síntoma que le contó para ganarse el mote de un equipo grande. Los encuentros ante Pumas, América, Cruz Azul son de interés nacional e inclusive son base para salvar una temporada perdida, solo por ese simple hecho. Suena quizá “injusto” pero es el precio de la grandeza.

¿Qué sigue?

Este artículo constará de 3 partes, esta apenas es la primera. Hablar de grandeza es extenderse y como al mexicano casi no le gusta leer por ahora nos detendremos en esta parte. Debo señalar que para poder mostrar los conceptos tuve que utilizar ejemplos como Cruz Azul o Toluca.

Seguramente después de leer esto tendrás muchos cuestionamientos como, ¿por qué Pumas se le considera grande si nunca tuvo una época dorada? ¿la grandeza tiene fecha de caducidad? ¿por qué a los equipos regios no se les considera grandes? ¿por qué Chivas se le sigue considerando grande si gana un título cada 10 años? (esa pregunta es más de TV que de sentido común propio) ¿qué papel juegan las canteras? ¿qué peso en la grandeza tiene el famoso “campeonísimo”? todo eso lo responderé en el siguiente capítulo. Hasta ahora, ¿puedes generar algunas conclusiones?

Guillermo Antonio
Es narrador de futbol profesional, escritor, columnista y videobloggero de #VocesDeCruzAzul en You Tube. Ha participado en diversos concursos de narración (Fox Sports, Televisa, Chivas TV), narró el cuadrangular de naciones en 2016 de Selección Nacional Sub-17, también le gusta la química.
Banner

Es narrador de futbol profesional, escritor, columnista y videobloggero de #VocesDeCruzAzul en You Tube. Ha participado en diversos concursos de narración (Fox Sports, Televisa, Chivas TV), narró el cuadrangular de naciones en 2016 de Selección Nacional Sub-17, también le gusta la química.

Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Novedades de Liga MX

Ir Arriba